Make your own free website on Tripod.com

 

RECUPERA LA ALEGRÍA DE APRENDER

Autor: Rex Steven Sikes

 

Lo más lastimoso que existe es cuando la gente piensa que no hay nada nuevo que aprender. Siempre hay algo nuevo. Cada día es una singular y nueva oportunidad para aprender y tener diversión. Los niños aprenden una cantidad increíble porque están abiertos y no contaminados. Un niño puede jugar con una estaca (un palo) y disfrutarlo y todo el tiempo el niño está aprendiendo. Aprende a moverse y a coordinar sus movimientos. Un niño puede ver la misma película una y otra vez y aún estremecerse con delicia, aún temblar de miedo y reírse con ganas aunque sepa cuál es la escena que sigue. Los niños son máquinas de aprender y disponen de incontables horas de juego y diversión hasta que por supuesto, son entrenados para comportarse como jóvenes adultos, son confinados a pupitres y se les dice que se comporten de manera apropiada. Los adultos buscan la recompensa, los niños sencillamente aprenden por puro placer que el aprender les proporciona. Como adultos, necesitamos recuperar el sentido de diversión y aventura que tuvimos como niños, necesitamos reactivar un sentido de crecimiento y contribución.

El atleta busca lo mejor de si, el atleta se exige a si mismo y sobresale. Nadie queda más desilusionado que un atleta que se rinde sin hacer un mayor esfuerzo. Si un atleta puede buscar sobresalir, así deberíamos hacerlo los adultos. Deberíamos hacerlo por la recompensa que obtendríamos, pero necesitamos hacerlo de manera un poquito diferente, necesitamos hacerlo como los niños.

Date cuenta que hay estudios que indican que si tu lees una hora al día sobre tu especialidad, en un plazo de tres años serías un experto en tu campo, en cinco años serías un experto en todo el país y en diez años lo serías en el mundo. Convierte su vehículo en una universidad para escuchar cintas que promuevan el crecimiento y el bienestar. Escucha y aprende. El tiempo es el único suministro que tenemos que una vez que se ha ido, es demasiado tarde. Debemos tomar ventaja del tiempo e invertirlo en nosotros mismos.

Es de verdad triste cuando los practicantes de la PNL no tienen recursos o están cegados por creencias, reglas o prejuicios de adulto. Es estimulante cuando las personas llegan profundo dentro de si mismas y producen los resultados que ellas quieren y se deleitan ellas mismas y a otros.

Una idea puede cambiar al mundo entero. Necesitamos una mejor clase de pensadores, innovadores, gente más vigorosa, con curiosidad explosiva y creatividad. Gente enamorada de lo divertido, lo agradable, que pueda cambiar el mundo. La seriedad es realmente una enfermedad. Necesitamos risas espontáneas y estremecimientos y tomadores de riesgos. La exploración es el portal de la aventura. O como Oliver Wendall Holmes dijo "Una mente extendida para comprender una nueva idea, jamás vuelve a su tamaño original". Ama aprender, aprende sin una razón especial. Ama buscar.

Camina por algún lugar que acostumbres y hazlo como si fuera un lugar totalmente nuevo, haz como si fueras un antropólogo haciendo un estudio etnográfico, haciendo el saber elusivo y dudoso. Fíjate que te das cuenta de que antes no lo habías hecho. Hazte preguntas que podrías no haberte hecho nunca sobre cosas obvias. Intenta caminar y solo mirar, sin diálogo interno. Disminuye tu paso o tu velocidad para que notes lo que te habías perdido antes. Haz lo mismo cuando manejes camino a casa o cuando tomes un autobús. Ve si puedes abrir tu capacidad de observación para admitir que allí había más cosas de las que te habías dado cuenta. Aventúrate a nuevos reinos. Toma vías diferentes a ir al trabajo o para regresar a casa. Haz algo diferente solo por variedad. Puede ser incómodo al principio pero date cuenta que estás interrumpiendo patrones y exigiéndole a tu mente de manera exquisita. Regresa al pasado y disfruta de algún libro infantil que una vez leíste. Ve atrás y repasa las cosas de otras épocas.

Ve la misma película o una cinta de PNL una docena de veces y cada vez hazlo de una manera nueva, fresca, algo aprenderás. Cuando yo vivía en California y trabajé en el negocio de las películas, me gustaba ver la misma película cuatro, cinco, diez veces. Primero, simplemente la veía. Si me enganchaba emocionalmente, la consideraba buena, cautivante. Entonces regresaba a verla y le ponía atención a la manera en que el director construyó todo, la veía otra vez y me concentraba solo en el libreto, una vez más para observar la actuación y luego la cinematografía y después la producción. Cada vez salía con algo que no había notado antes.

Con nuevos intentos yo notaba nuevas cosas. Haciéndome preguntas diferentes, o haciendo que mi mente mirara en una nueva dirección, yo notaba más y más matices de los que me podría haber imaginado.

Piensa en de dos personas que van a ver la misma película. A una le encantó y a la otra le pareció muy mala y te dice que no vayas a verla. ¿Están estas personas hablando de la película? No, esas personas están compartiendo contigo aquello a lo que le pusieron atención. ¿Te están dejando saber cómo funcionan sus mentes? Información valiosa para el practicante de la PNL. No hay película que verdaderamente sea buena o mala, hay cosas que a uno le gustan y otras que quizás no. Por supuesto que mientras más sofisticado sea el conocimiento que uno tenga acerca de lo que está discutiendo, o mientras más matices haya, quizás sea mejor la evaluación, pero aún así continúa siendo una opinión. Por eso es que recuperar la alegría de aprender, leer, escuchar cintas grabadas, atender talleres y cursos, salir a caminar, jugar con niños, es tan vital, porque enriquece y capacita para poner atención a toda la gama de posibilidades. Sumérgete. Si aprendes cualquier nuevo concepto o idea que antes no tenías, eso puede ser monumental. Te puedes volver más creativo, puedes comenzar a abrir puertas que nunca hubieras sabido que existían.

Escucha el mismo CD una y otra vez, solo que cada vez ponle atención a un instrumento diferente, como se entremezclan, complementan, entre ellos, como se apoyan, que están logrando juntos. Intenta degustar tus alimentos de nuevas maneras. Toma bocados mínimos, saborea cada bocado, mastícalo treinta y dos veces. Descubre cómo puedes deleitar tus sentidos. Toma un baño con lujos, usa diferentes esencias, usa velas para alumbrar. Cualquier cosa que te anime y te haga sentir mejor. Lee una novela que no leerías, la biografía de alguien que nunca se te había ocurrido, quizás la de alguien que te desagrada, y toma su punto de vista temporalmente. Métete en sus zapatos y ve si te puedes imaginar como sería que tu mantuvieras puntos de vista contrarios a los tuyos. No tienes que mantenerlos, solo inténtalo para que logres una perspectiva diferente a la tuya.

Haz algo que definitivamente tu no harías (que no te cause daños físicos ni mentales y que sea legal), ve justo un poco más allá de tus propios límites. Presiónate a ti mismo, pero hazlo con sentido de aventura, alegría, diversión, armonía, salud y bienestar. Descubre si tratando algunas de esas cosas no podemos animarnos más a nosotros mismos a todas las oportunidades a nuestro alrededor, que nos podríamos estar perdiendo. Descubre si lo podemos hacer mejor en los negocios, hacer cambios más dinámicamente para nosotros y para nuestros clientes, condimenta tus relaciones con más pasión y éxtasis, ten más momentos de diversión con tus niños, comportándote como si tu fueras otro.

Divertirse amando a gente estimulante puede cambiar el mundo. Con tanto en las noticias que podría desestimularnos de ser faros, luces que brillen en la noche que muestren al resto del mundo que podemos estar más vivos, amar más, tener mayor bienestar y riqueza, usar el poder de nuestro cerebro más eficientemente y lo más importante, vivir alegremente. Quizás si todos fuéramos un poquito más alegres aún frente a la adversidad, haríamos del mundo un lugar mucho más maravilloso. Debido a que la verdad es ya un lugar muy maravilloso, sea lo que sea que tu hagas, trae ese espíritu a todo tu aprendizaje y todo tu empeño y llegarás tan alto como nunca antes. Lograrás alturas insospechadas cuando rompas viejos patrones y hábitos que te han impedido estar abierto a nuevas experiencias. Con demasiada frecuencia hemos nominalizado un aprendizaje o una experiencia con "Bueno, eso es justo X", o decimos "No hay nada nuevo en eso". Todavía cada momento es nuevo, aun una ropa vieja que regalo, es nueva para alguien, con frecuencia antigüedades inapreciables y muy raras son descubiertas por alguien que supo donde mirar, cuando otros la consideraron solo basura. Algunas veces, ciertas sutilezas o recubrimientos esconden el corazón de lo valioso y solamente a los ojos de un observador entrenado se podrá comenzar a notar lo que realmente está sucediendo o cuál es el valor real. Para el niño eso no importa, todo es maravilloso, aunque a nosotros nos parezca antiguo. Mi sobrino Michael, de apenas tres años, acaba de terminar de ver La Bella y la Bestia una vez al día, en ocasiones dos veces al día, ya que dispone del vídeo. Esto llega a las 500 - 700 ocasiones. El aún quiere verla y todavía disfruta cada vez que la ve.

Nota:

El contenido es Copywrite © 1999 por IDEA Seminars. Todos los derechos reservados.

Traducción hecha por Pedro Henríquez, con autorización expresa de
IDEA Seminars.

Rex Sikes es el fundador e instructor principal de IDEA Seminars, instituto que dirige junto con su esposa Carolyn.

Si usted desea conocer más sobre IDEA Seminars, visite su página: http://www.idea-seminars.com